Reanimación

La reanimación óptima es la aplicación de presión positiva para inflar los pulmones y alcanzar el reclutamiento alveolar máximo sin provocar daños adicionales.

Reanimación segura, constante y óptima

Protección con presiones controladas

La reanimación óptima es la aplicación de presión positiva para inflar los pulmones y alcanzar el reclutamiento alveolar máximo sin provocar daños adicionales (y estableciendo la capacidad residual funcional (CRF).

La reanimación con pieza en T para lactantes tiene la ventaja de proporcionar presiones controladas y precisas que ayudan a evitar la sobredistensión del pulmón.

Estas presiones controladas, la presión inspiratoria pico (PIP) y la presión positiva espiratoria final (PEEP), se administran con mayor precisión que con una bolsa de autollenado.

Una referencia internacional

Todas las principales directrices de reanimación de todo el mundo recomiendan el uso de una pieza en T en la reanimación de lactantes. 

Para obtener más información sobre la reanimación con pieza en T, vea los vídeos del profesor Colin Morley donde trata de los elementos clave de la reanimación.

Lea más en nuestro folleto resumen de la terapia

Ventajas de la reanimación para lactantes con pieza en T

Lactante Médico
Infla con seguridad los pulmones del lactante con presiones controladas1 La experiencia, formación, concentración y grado de fatiga de los operadores no influyen en las presiones suministradas,1, 2  lo que resulta muy tranquilizador para el facultativo
Se pueden administrar concentraciones de oxígeno del 21 al 100%3 Se puede emplear PEEP durante la administración de surfactante
ILa reanimación con humidificación ayuda a reducir la pérdida de calor y humedad de las vías respiratorias4 Puede proporcionar PEEP constante durante el transporte o al cabiar el circuito de ventilación
Una PEEP constante puede mejorar la distensibilidad del pulmón5,6 Se pueden proporcionar insuflaciones mantenidas adicionales para establecer el volumen pulmonar6
  Se puede administrar una proporción inspiración/espiración ideal y permite un mejor intercambio de gases

 

La reanimación con pieza en T facilita una oxigenación máxima al tiempo que protege a los pulmones de lesiones.

Durante la reanimación con pieza en T, los gases acondicionados a temperatura corporal, 37 °C, y totalmente saturados con 44 mg/L de vapor de agua, sirven para:

  • Proteger el epitelio pulmonar y evitar la reducción de la temperatura postnatal

  • Prevenir la pérdida de humedad del lactante (especialmente durante una reanimación prolongada)

  • Reducir el riesgo de una respuesta inflamatoria en las vías respiratorias del lactante a causa de la deshidratación

  • Restaurar el equilibrio natural y proporcionar el nivel de humedad que normalmente tienen las vías respiratorias